Skip to content

GP de Corea, sin nada que perder

4 de octubre de 2013

-…Y casi sin nada que ganar para un Fernando que siempre tiene como objetivo final el campeonato del mundo. Otro año más en el que Red Bull y Vettel siguen perpetuando la sed de gloria del español y de todos sus perseguidores a base de crear un monstruo imperturbable: un monoplaza excepcional y un gran piloto.

FORMULA 1 - Korean GP

La Fórmula 1 nos sigue dejando ese regusto amargo en la boca al saborear otro campeonato marcado claramente por un peso descomunalmente grande de la aerodinámica. La mecánica y los pilotos, muy por detrás, siguen desdibujando el espectáculo que Bernie siempre quiso vender: convertir la Fórmula 1 en un ‘gran circo’. Por suerte, o por desgracia para algunos, el ciclo llega a su fin, porque 2014 dará entrada a la llegada de nuevos motores, fabricantes y reglamentaciones. 

Con casi todo el pescado vendido, y unos equipos que han abortado definitivamente todos los intentos por seguir evolucionando el monoplaza de 2014, llegamos a Yeongam, un escenario donde sin lugar a dudas los Alonso, Hamilton, Webber, Rosberg, Raikkonen y compañía, lucharán por el honor de auparse en el podio.

Con Yeongam llegó la Fórmula 1 y la admiración por un deporte que hasta entonces había pasado absolutamente desapercibido. El Circuito Internacional de Corea del Sur cuenta con una distancia por vuelta de 5.6 km y se encuentra a 370 km de Seúl, en las proximidades de la ciudad de Mokpo. Está incrustado en una espectacular ribera y rodeado de un entorno cambiante que hacen de él un trazado especial y singular.

F1-Gran-Premio-de-Corea-del-Sur-de-Formula-1-Yeongam_6949

Su diseño corrió a cargo del arquitecto alemán Hermann Tilke, que creó una mezcla de autódromo permanente con zonas urbanas (que permiten a los pilotos recorrer el muelle) y paisajes rurales espléndidos. El circuito cuenta con dos rectas, una de las cuales mide 1.2 km, seguidas de varias curvas difíciles, y la carrera se desarrolla en sentido contrario a las agujas del reloj.

   
DISTANCIA DE VUELTA 5.6 KM
DISTANCIA DE CARRERA 309.2 KM
VELOCIDAD PUNTA 320 KM/H
DESGASTE NEUMÁTICOS MEDIO
DETERIORO DE FRENOS MEDIO
TIEMPO A FONFO 53%
 
 

El primer sector es el más rápido de los tres, con largas rectas y curvas cerradas de baja velocidad que requieren de una buena tracción a la salida. El segundo sector consta de seis curvas rápidas y abiertas que desembocan en un tercero muy largo que recorre la bahía, con curvas lentas que se toman en cuarta velocidad. En la recta más larga del circuito, después de la curva dos, se alcanza la velocidad punta del trazado, 320 km/h, y es aquí donde se encuentra la única zona de DRS de la pista, ampliada este año 80 metros.

Trazado circuito de Yeongam

En el Circuito Internacional de Corea del Sur, el tiempo a fondo alcanza el 53% y cuenta con un total de 40 cambios por vuelta. Además, los distintos desniveles repartidos por el circuito hacen de Yeongam un circuito total.

Para competir aquí, se precisa un monoplaza equilibrado con una gran carga aerodinámica. Yeongam no castiga especialmente ni los neumáticos ni los frenos, por lo que Pirelli ha optado por traer aquí los compuestos más rápidos: el blando y el superblando. Sin embargo, el motor sí sufre especialmente y no sería raro ver algún desfallecimiento durante la carrera.

Os dejamos con la cámara onboard de Lewis Hamilton protagonizando su vuelta rápida en la Q3 del año pasado:

Anuncios
No comments yet

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s