Skip to content

Presentación oficial del nuevo Porsche 911 Turbo

5 de mayo de 2013

-Porsche ha desvelado por fin los dos modelos que por el momento conformarán el tope de gama del nuevo 911 (991): el Turbo y el Turbo S.  Los nuevos modelos crecen en tamaño, potencia y prestaciones respecto a la generación anterior y al igual que el GT3 abandonan definitivamente la caja de cambios manual a favor de la muy celebrada caja de doble embrague PDK. Os invitamos a descubrir con todo detalle las características del nuevo modelo de la casa de Stuttgart.

9111

En esta quinta encarnación del Turbo, que celebra su 40 aniversario, podemos encontrar a primera vista los rasgos distintivos que han caracterizado al modelo en sus últimas iteraciones. El spoiler trasero hidráulico (de mayores dimensiones que en sus hermanos más civilizados), las tomas de aire laterales sobre la aleta trasera y las rejillas frontales sobredimensionadas se han convertido en señas de identidad inequívocas del modelo más potente de la gama 911.

Sin embargo esta carrocería esconde más de una sorpresa inapreciable a simple vista, y es que la aerodinámica activa del nuevo 911 Turbo no se limita tan solo al tradicional alerón trasero desplegable, cuenta además con un spoiler delantero regulable. Cada uno de los dos dispositivos puede adoptar tres posiciones diferentes según lo requieran las circunstancias de conducción.

9112

Otras características exteriores específicas al Turbo son los faros LED frontales (de serie en el S) y las llantas bitono de 20 pulgadas, que en el S son monotuerca.

9113

Pero el auténtico rasgo distintivo del 911 Turbo se encuentra evidentemente bajo el capó, que esconde un bóxer de 6 cilindros y 3,8 litros capaz de desarrollar 560 CV en el Turbo S y 520 CV en el Turbo, en el caso del modelo menos potente estos son ya 45 CV más que en el 911 GT3, el modelo más radical de la gama que se presentó al público durante el pasado Salón de Ginebra.

Los dos turbos de geometría variable que animan el conjunto garantizan una avalancha de par desde la zona baja del cuentarrevoluciones que catapulta al vehículo de 0 a 100 en 3,2 segundos (3,1 en el Turbo S), hasta culminar ambos modelos en una velocidad máxima autolimitada de 318 km/h.

9114

Más allá del motor, las innovaciones mecánicas incluyen un nuevo sistema de tracción integral con  un embrague electrónico, así como un sistema de dirección de las ruedas traseras.

Este novedoso sistema, aparecido por primera vez en el GT3, permite modificar electrónicamente el ángulo que forman las ruedas traseras respecto al chasis del vehículo en 2,8°.A simple vista parece insignificante pero los resultados son más que notables.

El sistema funciona de la siguiente manera: cuando la velocidad es inferior a 50 km/h, las ruedas traseras se orientan en el sentido opuesto al de las delanteras, lo que equivale a una reducción virtual de la distancia entre ejes de 25 cm, dotando al vehículo de una mayor agilidad que se aprecia de manera especial en  los entornos urbanos.

Sin embargo, cuando el vehículo supera los 80 km/h el sistema funciona de forma contraria, orientando las ruedas traseras en el mismo sentido que las delanteras. Como cabe imaginar el efecto es totalmente opuesto al del primer caso, produciéndose un incremento virtual de la distancia entre ejes equivalente a 50 cm, lo que repercute significativamente en un aumento de la estabilidad del nuevo Turbo, especialmente a altas velocidades.

9115

Una cifra que probablemente no suponga mucho para los futuros compradores del 911 Turbo, y que no por ello hay que menospreciar, es el aumento de la eficiencia con respecto a la anterior generación: los ingenieros de Stuttgart han logrado reducir el consumo un 16%. Esto ha sido posible gracias entre otros a la incorporación de un sistema de gestión de la temperatura de la gasolina que optimiza la combustión. De esta manera el consumo medio homologado de ambos modelos se sitúa en 9,7 litros a los cien kilómetros.

El interior del vehículo es en gran medida similar al resto de los modelos de la gama 911, con algunas particularidades como los asientos ajustables con 18 posiciones y memoria, y respaldo forrado en cuero. De serie, cuenta con un sistema de audio Bose similar al que ofrecía el modelo anterior, aunque los más sibaritas podrán optar por un equipo de sonido Burmester. Y para los que simplemente quieran disfrutar de la música característica de los dos turbos, buenas noticias: Porsche ha desarrollado un sistema que canaliza el sonido recogido a través de una membrana entre la válvula del acelerador y el filtro de aire hasta el interior del habitáculo, algo que también introdujo BMW en su última versión del M5.

9116

Los dos modelos estarán disponibles en los concesionarios a partir del mes de septiembre por un precio de alrededor de 186.000 euros para el Turbo y 220.000 euros para el Turbo S.

Anuncios
No comments yet

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s