Skip to content

Nissan Leaf (prueba y análisis + vídeo)

3 de abril de 2013

-100% eléctrico. Si hay que empezar este articulo diciendo algo, me remito a la frase anterior. Constantemente los telediarios nos bombardean con noticias sobre el futuro del transporte, que parece que ya no pasa por la gasolina y el gasóleo, sino por energías limpias y renovables. Cuando hace unas semanas me ofrecieron esta prueba la verdad es que no lo dudé. Por fin voy a poder contar de primera mano cómo es el día a día con un coche eléctrico.

DSC_0371 copy

El Leaf aterrizó en España a finales de 2011, después de ser lanzado inicialmente en EE.UU y Japón. Aunque sigue siendo un vehículo “exótico”, y raramente se ve circular por las calles españolas, el Leaf es el automóvil eléctrico apto para carretera más vendido en el mundo, con unas 50.000 unidades vendidas. Hace poco ya os anunciamos que Nissan anunció una revisión del modelo que mejorará, entre otras cosas, su autonomía y velocidad de carga de baterías. Habrá que esperar a verlo, de momento, aquí tenéis el análisis completo del modelo actual.

En este tiempo, se ha permitido el honor de ser nombrado Coche del Año en el Mundo (“Car Of The World”) en el año 2011. Antes de pasar a contaros todos los detalles, aquí os dejo el reportaje en vídeo que resume nuestra experiencia con el vehículo:

EXTERIOR

-¿Creíais que era un coche rompedor solo en lo que respecta a su mecánica? Visto desde fuera, este Nissan ya se encarga de marcar tendencia propia. Por un motivo u otro, capta la mirada de los viandantes que se topan con él en su camino.

DSC_0344 copy

Al igual que otros vehículos alternativos como el Toyota Prius o el Renault Twizy, Nissan ha cumplido la premisa de no dejar solo las sorpresas llamativas debajo del capó, sino también al exterior. Y es que el LEAF es un coche que llama la atención se mire por donde se mire, desde cualquiera de sus ángulos o con cualquiera de sus piezas.DSC_0339 copy

Empezando por su frontal, nos encontramos dos grandes ópticas equipadas con diodos LED, que se extienden a lo largo del capó, con grandes relieves. Este relieve, junto con una defensa de formas redondeadas que se ensancha sobre las aletas, le dan al LEAF una sensación de coche más grande de lo que en verdad marcan las medidas. 

Destacar también la ausencia de entradas de aire en la defensa, que esta prácticamente cerrada y termina con un logo de grandes dimensiones que esconde debajo las tomas de carga.

Las líneas laterales son sencillas, y recuerdan a otros coches pensados para un uso en familia, con una gran cantidad de espacio acristalado. Las llantas de 14’ dejan entrever 4 juegos de frenos de disco, detalle que se agradece mucho, estética y dinámicamente.

DSC_0377 copy

Cuando llegamos a la zaga, de nuevo nos damos cuenta de que no estamos ante un diseño “del montón”. Las aletas traseras vuelven a ensancharse para unirse a la defensa trasera con una línea angulosa, que se ve cruzada por los pilotos traseros. Estos últimos son uno de los símbolos del LEAF, muy grandes y alargados, con cristal tipo Lexus, esconden un pequeño arsenal de LEDs. En conjunto, el Leaf no desentonaría en una película de ciencia ficción, con su lucerío y formas.

DSC_0366 copy

Por si a estas alturas al peatón que se ha quedado mirándote en el paso de cebra aun no tiene claro si tu coche es ecológico, en numerosas partes aparece el embellecedor que nos recuerda que el compacto japonés es un coche de cero emisiones, y a priori respetuoso con el medioambiente.

Si nos acercamos más, nos encontramos pequeños detalles como la cámara de aparcamiento escondida bajo el pomo de apertura del maletero, manetas cromadas en las puertas con botón para apertura de proximidad o una célula fotovoltaica en la parte superior del portón trasero, que sirve para aprovechar la energía solar como fuente para los paneles interiores.

INTERIOR Y EQUIPAMIENTO:

DSC_0326 copyEn el interior llama la atención lo espacioso que es el coche teniendo en cuenta sus medidas exteriores. Tanto los asientos delanteros, como especialmente los traseros, nos permiten mover las piernas con holgura, independientemente de la estatura del pasajero.

A poco que nos sentamos en el asiento del conductor, de nuevo nos damos cuenta de que este no es un coche normal.

Al igual que en muchos coches hoy en día, no existe llave de contacto, sino un botón de encendido que se activa cuando el coche detecta la proximidad de la llave. Al pulsar este botón el Leaf nos da la bienvenida con una serie de sonidos que nos alertan de que el coche acaba de despertar. Al mismo tiempo, la consola central toma vida y nos indica nuestra posición actual a través del GPS, así como las “constantes vitales” de nuestro coche, consumos, puntos de carga, autonomía o incluso otros coches como el nuestro en nuestras cercanías. Toda esta información se procesa gracias a una antena similar a las que se usan en F1 durante los días de test, para pasar la telemetría a los equipos informáticos.

DSC_0310 copy

En el interior, nos encontramos numerosos huecos utilizables. Contamos con un portagafas, reposavasos centrales o una guantera bastante espaciosa. Todo esto bañado por los colores claros con los que Nissan ha dotado en numerosas ocasiones a sus vehículos. Estos tonos beige le aportan al Leaf un aire moderno, aunque me gustaría citar que los plásticos duros de este color no tienen un buen envejecer como he podido comprobar en varios Micra.

DSC_0362 copy

En el centro están los mandos del cambio, sencillos y bien indicados, junto con el freno de mano eléctrico. Además de las posiciones neutrales, de marcha atrás y directa, el Leaf puede funcionar en modo ECO, optimizando el uso de las baterías.

DSC_0304 copySe nota que Nissan se ha esforzado en los pequeños detalles, que aparecen muy bien armonizados con la línea del coche, y que siempre buscan aportar un toque de modernidad y tecnología práctica.

El nombre LEAF corresponde a un acrónimo inverso (backronym), en inglés, de “Leading, Environmentally Friendly, Affordable, Family Car”. Lo cierto es que este nombre parece bastante adecuado vistas las virtudes dentro del coche, aunque lo de “affordable=asequible” ya me parece rebatible. El precio base es de 33.900 euros incluyendo subvención por vehículo no contaminante.

En los tiempos que corren hay alternativas mucho más económicas, y por muchas cuentas que hagamos sobre la gasolina que nos vamos a ahorrar, es difícil que el coste llegue a equipararse al de otro coche con motor de combustión.

Nissan ofrece como alternativa a la compra un leasing por tres años. Tras una entrada próxima a los 12.000 euros, podremos conducir nuestro coche eléctrico por una letra mensual de 480 euros. Al finalizar el contrato, si cliente paga otros 12.000 euros puede quedárselo.  Y también puede optar por devolverlo al fabricante o cambiarlo por uno nuevo.

DSC_0357 copy

Los costes de utilización son muy bajos, y como medio para contrarrestar el precio, el Nissan permite ahorrar en impuestos, lo que puede hacerlo interesante como vehículo de flota si la empresa en cuestión puede desgravar el IVA y buscar otras mejoras fiscales ligadas a la compra de un coche de este tipo.

DINAMICA Y CONDUCCION:

En el apartado dinámico el Leaf aprueba con nota para un coche de su segmento. Está claro que no tiene vocación de coche de carreras, pero es confortable, y si se quiere apurar, muestra suficiente aplomo como para evitarnos sustos.

Desde el asiento de conductor la sensación que se tiene del coche es de una gran suavidad. Empezando por la transmisión, el Leaf acelera sin ningún tipo de tirón y empuja muy fuerte en las aceleraciones al no tener par de arranque resistente (motores eléctricos síncronos), todo ello acompañado de un pequeño silbido que nos recuerda más  al ruido de un avión despegando que al de un coche.

DSC_0335 copy

El motor tiene un par magnifico en cualquier régimen, como es de esperar en cualquier máquina eléctrica, y muy superior al de un coche de combustión con una potencia similar. Esto le permite responder con rapidez y soltura al acelerador, y en ciudad desde luego no echaremos en falta más caballos. La velocidad también es suficiente, aunque en este caso sí que queremos hacer mención a que el consumo de baterías está muy ligado a esta variable. Mientras mantengamos el coche dentro de los límites legales para ciudad, las baterías del Leaf no nos darán la lata, pero en el momento en el que cojamos un tramo de carretera y pasemos el coche de los 100 km. por hora, entonces la cosa cambia mucho.

DSC_0331 copyEl Nissan puede superar holgadamente los 140 km hora, pero con este ritmo la autonomía se nos reduce drásticamente, sobre todo si practicamos una conducción exigente. Es en este momento en el que nos vemos obligados a darnos cuenta de que el Leaf es un coche urbano, y que su hábitat natural son las calles de la ciudad y no las autopistas.

Otro de los puntos fuertes del Leaf son los frenos. Cuenta con frenos de disco en las 4 ruedas, sobre las que además está montado un sistema de recuperación de energía similar al KERS de la F1, y que funciona cuando frenamos el coche o este desciende por una cuesta sin utilizar el acelerador.  

En cuanto a las suspensiones, no tienen nada que destacar, pero podemos considerarlas adecuadas para pasar con confort el mar de badenes que nos solemos encontrar en los centros urbanos.

CONCLUSIÓN Y VALORACIÓN PERSONAL:

-La diferencia fundamental a la hora de sacar una valoración sobre este coche, es que no solo se puede juzgar el coche en sí, sino el concepto de transporte eléctrico en su conjunto.

El Leaf en su conjunto es un coche con unas aptitudes idóneas para la ciudad, pero por el contrario conviene reflexionar sobre si todas las ciudades están preparadas para él. Para cargar el coche tenemos dos sistemas bien diferenciados: una toma normal, que sirve para conectar el coche a cualquier enchufe normal y en el que para obtener una autonomía de unos 110-120 km necesitaremos 8 horas. La otra opción es una toma rápida de corriente continua trifásica, en la que podemos conseguir la misma autonomía en solo 30 min, bien distinto si llevamos prisa.

DSC_0418 copy

Durante nuestra prueba por el centro de Madrid, nos fue totalmente imposible encontrar un punto de carga rápida en funcionamiento, porque los que había en las denominadas “fotolineras” estaban averiados. Otra cosa que no comprendemos es porque el ayuntamiento se ha dedicado a montar una red de carga en la que los puestos son enchufes convencionales en los que hacen falta un mínimo de 8 horas para poder tener una autonomía normal para circular. Si se hubiesen montado puntos de carga rápida, en solo media hora podríamos pasar de tener el coche descargado a estar en condiciones de circular sin problemas.  Estas críticas no nos vienen a la cabeza por casualidad, sino de nuestra propia aventura a bordo del coche.

Saliendo una soleada mañana de domingo, con 30 km de autonomía (porque la tarde anterior ya le habíamos dado un buen paseo), junto con mis compañeros de cuentavueltas.com, parecía indispensable encontrar un punto de carga lo antes posible. Así que después de buscar en el navegador los puntos más cercanos, empezamos nuestra peregrinación en busca de un enchufe. Cuando llegamos al primer punto, en el aparcamiento de unos grandes almacenes, descubrimos que lo que pensábamos que sería un punto de carga rápida es una toma normal. Así que fin de la primera parada, porque para cargar el coche estamos pagando tarifa de parking, y además necesitamos 8 horas, las cuentas no nos salen.

DSC_0404 copy

Salimos, y miramos con preocupación cómo nos quedan solo 15 km.  Nos vamos a la estación de Repsol de la calle Alberto Aguilera (Madrid), felices porque el coche nos indica que es un punto rápido. Sorpresa sorpresa: fuera de servicio, y solo 7 km en nuestro marcador. Empezamos a callejear, encontramos un punto de carga normal en la calle que no funciona, y por fin, con el coche prácticamente descargado y dando ya signo de desfallecimiento, aparco en el punto de carga de la calle Fuencarral, escuchando bromas sobre nuestro posible próximo viaje en la grúa de la asistencia técnica. Sacamos nuestra tarjeta de usuario para poder cargar y enchufamos el Leaf, por lo menos esta toma sí que funciona.

DSC_0360 copyAhora estamos tirados sin carga, pero aprovechando que es la hora de comer entramos a un bar en frente del coche. Aquí encontramos otro punto que no nos convence, la alargadera de carga la puede coger cualquier amigo de lo ajeno, porque no está cerrada en la tapa del coche, ni tampoco en el punto de carga. Pero bueno, lo cierto es que mientras comemos, los peatones solo se paran a mirar la estampa de nuestro Nissan con un cable saliendo del capó, lo que no deja de parecerles, cuanto menos, llamativo. Cuando acabamos de comer el coche tiene solo 40km. de autonomía, así que nos lo llevamos al garaje de uno de nuestros compañeros y… a esperar con calma unas 5 horas antes de poder seguir con el reportaje.

De aquí se deduce que evidentemente el futuro propietario del Leaf necesita instalar un punto de carga rápida en su garaje (de hecho el propio manual del coche lo recalca), con el consiguiente gasto adicional y teniendo en cuenta que no es fácil para alguien que tenga su plaza en un garaje comunitario.  De lo contrario, cada vez que utilice el coche se montara en una ruleta en la que con algo de suerte puede acabar montado en la grúa de asistencia.

Dicho todo esto, solo nos queda destacar la valentía de la marca Japonesa apostando muy fuerte por una tecnología que tiene muchas más luces que sombras, y que como todas las ideas innovadoras, necesitara cierto tiempo para madurar y conseguir que el coche eléctrico deje de parecernos “demasiado moderno”. Mientras tanto esperamos haberos trasmitido las sensaciones a bordo de este peculiar coche. ¡Hasta la próxima!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
No comments yet

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s