Skip to content

Salón de Ginebra 2013: la nueva generación de superdeportivos

20 de marzo de 2013

-Esta semana tengo la suerte de compartir con vosotros este artículo que acaba de llegarme directo desde París, donde reside mi gran amigo y amante del motor Kike Biosca, que quiere compartir con todos nosotros sus impresiones sobre uno de los más importantes eventos del mundo del motor en los últimos meses.

Salón de Ginebra 2013

Como seguramente ya sabréis, acaba de concluir la semana grande del Salón de Ginebra. Aunque el Salón permanecerá abierto al público hasta el próximo 17 de marzo, ya han sido presentadas  todas las novedades, entre ellas algunos de los superdeportivos más esperados de los últimos años. La presente edición del Salón ha supuesto toda una revolución en este segmento.

Parece que queda atrás la guerra de números que se inició en el Salón del Automóvil de París del año 2000 con la presentación del Bugatti Veyron y sus 1001 caballos y 407 km/h de velocidad punta, que pasarían a convertirse en el paradigma del desarrollo de superdeportivos durante la primera década del siglo XXI. Fabricantes como Koenigsegg, Shelby Super Cars o Pagani no tardaron en apuntarse a la fiesta  y presentar por su parte algunos de los vehículos más rápidos de la historia de la automoción.

Cartel

Pues bien, esta batalla del “yo tengo 5 caballos más que tú y 2 km/h más de velocidad punta” está tocando a su fin, y aunque puesto de esta manera parezca una rabieta de niños de parvulario, sería un error no saber reconocer las proezas ingenieriles que deja tras de sí.

Sin embargo es evidente el cambio de dirección que han dado los fabricantes a la hora de concebir sus últimos superdeportivos. Más de uno se llevó una decepción en la presentación del nuevo McLaren P1, al que se veía como sucesor del legendario F1, tras comprobar que no solo su velocidad punta de 350km/h era inferior a la de su antecesor de la década de los 90, sino que además estaba autolimitada… ¿Qué está pasando aquí?

No es que los ingenieros hayan tirado la toalla, ni mucho menos, sino que se ha consolidado el nacimiento de una nueva generación de automóviles de altas prestaciones, cuyo denominador común es la utilización de plantas motrices híbridas.

Porsche fue la marca pionera en esta nueva dirección cuando precisamente en el Salón de Ginebra de hace 3 años presentó el prototipo del 918 Spyder, en el que por primera vez un sistema de propulsión híbrido aparecía en un superdeportivo.

Ahora les ha llegado el turno a McLaren y Ferrari con dos modelos que, aunque sobre el papel puedan parecer menos impresionantes de lo que estábamos acostumbrados a ver en los últimos años, esconden bajo su carrocería una profunda revolución tecnológica.

Ferrari LaFerrari

Una de las principales noticias que han saltado a la luz en el Salón de Ginebra es la huelga indefinida en el departamento de marketing de la marca del cavallino. Desde luego que se han exprimido la cabeza eligiendo el nombre de su nuevo buque insignia.

La Ferrari

Bromas malas aparte, para haberlo bautizado de esta manera, la gente de Ferrari tiene que estar muy segura de que el sucesor del Enzo realmente es capaz hacer honor a su nombre y ofrecer a sus afortunados compradores la experiencia Ferrari elevada a la máxima potencia. Echando un vistazo a las especificaciones del modelo no cabe la menor duda de que va a ser así.

Contemplando el exterior de la última creación de Maranello es evidente que nos encontramos ante un “pura sangre” italiano. Las líneas son agresivas a la par que elegantes, con detalles, como la cabina en forma de burbuja, reminiscentes de los bólidos con los que Ferrari participó en las 24 Horas de Le Mans durante los años 60.

La Ferrari

Bajo el capó encontramos una mecánica realmente novedosa, compuesta por un motor V12 atmosférico de 6262cc capaz de producir la friolera de 800 CV, al que por si éstos fueran pocos se le ha acoplado un motor eléctrico que puede aportar 120 KW adicionales, elevando la potencia total del conjunto por encima de los 960 CV.

Este sistema denominado HY-KERS, como su propio nombre indica,  es una adaptación al mundo real del KERS que equipan los monoplazas de la Scuderia en el campeonato del mundo de Fórmula 1.

LaFerrari  se convierte, gracias a esta mecánica, en el modelo más potente y veloz de la historia de la marca, y es que sus prestaciones realmente son de infarto: alcanza los 100km/h en menos de 3 segundos y, manteniendo el  acelerador a fondo tan solo llevaría 12 segundos más alcanzar los 300 km/h, culminando en una velocidad punta superior a los 350 km/h.

Interior La Ferrari

La configuración híbrida hace que LaFerrari sea además el modelo más eficiente en la gama del fabricante, aunque seguramente éste no vaya a ser un argumento de peso para aquellos privilegiados que puedan plantearse comprar uno.

Por cierto, si alguien estaba pensando en pasar por su concesionario más cercano para hacer una reserva después de leer estas líneas, tengo malas noticias… Ya hay más de 700 pedidos para las 499 unidades que se van a fabricar. 

McLaren P1

La versión de producción del McLaren P1 es la otra gran novedad en el segmento de los superdeportivos del Salón de Ginebra, si bien, ha levantado menos expectación que LaFerrari, ya que el concept se presentó el año pasado y las diferencias con éste son meros detalles estéticos.

McLaren P1

Posee un diseño mucho más sobrio que el del italiano, capaz de plasmar la filosofía de precisión y rigor para crear la máquina perfecta por la que se rigen los ingenieros de Woking. Eso sí, con mucho más carácter que el de su hermano pequeño, el MP4-12C.

Propulsando el vehículo encontramos también una mecánica híbrida, que proporciona unas prestaciones casi idénticas a las del Ferrari. Esta vez se trata de un motor térmico V8 Biturbo capaz de desarrollar 737 CV ayudado por un motor eléctrico de 179 CV.

A diferencia de su rival, el P1 es capaz de circular en modo 100% eléctrico además de poseer las mismas funciones de KERS, lo que reduce considerablemente el consumo y sobre todo las emisiones, algo imprescindible teniendo en cuenta las normativas cada vez más estrictas.

Trasera P1

Más exclusivo si cabe que LaFerrari, ya que solo se fabricarán 375 ejemplares. Saldrá a la venta por un precio ligeramente inferior a los 1,1 millones de euros.

En McLaren tienen la absoluta certeza de haber creado un digno sucesor del F1. Ron Dennis se ha atrevido incluso a decir que el nuevo modelo es capaz de bajar el récord conseguido recientemente por el Pagani Huayra en la pista de Top Gear en nada menos que 10 segundos.

Interior P1

También se rumorea que será capaz de bajar de los 7 minutos en los 22,8 kilómetros del trazado de Nurgburgring, lo que supondría una ventaja de más de 14 segundos sobre su rival de Stuttgart, el 918 Spyder.

Con estas declaraciones y todos los números encima de la mesa, parece que nos encontramos ante dos máquinas muy distintas en su filosofía, aunque prácticamente similares en cuanto a mecánica y prestaciones. Esperaremos con ansía el desempate sobre la pista.

Lamborghini Veneno

Mención aparte merece el modelo presentado por la marca de Santa Agata con motivo de su 50º cumpleaños. Se trata de un claro ejemplo de Lamborghini haciendo aquello que mejor sabe hacer: vehículos con un diseño impactante que no dejan a nadie indiferente.

Lamborghini Veneno

Por desgracia, más allá de su impresionante diseño, el  Veneno no representa ningún aspecto tan innovador como lo visto en el P1 o en el La Ferrari. De hecho, no se trata de más que un Aventador al que la cirugía estética se le fue un poco de las manos, ya que comparte con éste chasis y mecánica, aunque potenciada hasta los 740 caballos. Por suerte, también se puso a régimen, y utilizando las soluciones estructurales en fibra de carbono del Sesto Elemento, consigue mantener un peso muy contenido de 1450 kilos.

Trasera del Veneno

Si en algo se lleva la palma es en ser el modelo más exclusivo del salón, puesto que solo se producirán 3 unidades, que vestirán cada uno de los colores de la bandera italiana.

Interior Lamborghini Veneno

Por supuesto, toda esta exclusividad lleva una etiqueta con un precio al alcance de muy pocos: 3 millones y medio de euros. Esto hace del Veneno el vehículo ideal para aquellos que, día tras día, viven en sus carnes la pesadilla de llegar al Dubai Mall y encontrar aparcado en la puerta un coche igual que el suyo.

Anuncios
No comments yet

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s