Skip to content

Aire + agua igual a… ¿gasolina?

29 de octubre de 2012

-No, no nos hemos vuelto locos. En una pequeña localidad situada en Stockton-on-Tees, en el norte de Inglaterra, se ha conseguido sintetizar gasolina a partir de vapor de agua y del dióxido de carbono presente en el aire de la atmósfera. Desde la planta de investigación inglesa, donde trabajan miles de científicos con una tecnología revolucionaria, llegan avances tan utópicos como la solución de la crisis energética o el empujón definitivo a la batalla contra el calentamiento global, gracias a la eliminación y aprovechamiento del dióxido de carbono, principal causante de este fenómeno. Cuando leí por primera vez la noticia mi reacción fue de incredulidad, pero sobre todo de indiferencia ante un acontecimiento que sonaba demasiado perfecto como para ser cierto. No obstante, seguí investigando y cada nuevo dato era todavía más esperanzador que el anterior. ¿Quieres saber más?

Muchos altos directivos, y también jeques del petróleo, habrán tenido pesadillas durante las últimas noches. Lo que están haciendo los trabajadores de Air Fuel Synthesis en la planta energética de Stockton-on-Tees funciona, y de que manera. Las cantidades producidas de momento son simbólicas, pero se espera que a corto-medio plazo ya se pueda producir para satisfacer una buena parte de la demanda del mercado internacional.

El proceso con el que trabaja Air Fuel Synthesis, la empresa responsable de este éxito, se basa, primordialmente, en obtener metanol (o alcohol metílico) a partir del dióxido de carbono y del hidrógeno presente en el vapor de agua. Posteriormente, el metanol se transforma mediante procesos químicos en gasolina. El resultado final tiene una calidad asombrosa, y lo que es más importante, es extraordinariamente esperanzador. De acuerdo a las palabras de Peter Harrison, el CEO de Air Fuel Synthesis, el producto final se ve y huele como gasolina, pero es mucho más limpio y claro que el derivado del petróleo.

En un mundo como el actual, donde buscar alternativas energéticas se ha convertido más en una necesidad que en una opción, el éxito que supone desarrollar proyectos como éste es tan grande que quizás escape a nuestra capacidad de valorarlo. En 1.994 en la Universidad de Princeton ya se había planteado la idea de industrializar un proceso mediante el que obtener gasolina a partir de aire y agua, pero nunca se llevó a la práctica por dificultades de aprovechamiento energético.

El año pasado, Carbon Recycling inauguró una planta que recogía el dióxido de carbono procedente de una central eléctrica. Desconozco si los ejecutivos de esta empresa estaban al corriente de los planes de Air Fuel Synthesis, pero seguramente ahora se conviertan en su mayor proveedor de dióxido de carbono, ya que no hay muchas plantas que hasta ahora se dedicasen a la recogida y tratamiento de este gas.

Como os comentaba, esta noticia es muy esperanzadora para todos los amantes del motor, que con resignación veíamos como el coche eléctrico poco a poco inundaba los mercados. Es un hecho que la experiencia de conducir un coche eléctrico dista mucho de lo que se siente al sentarse al lado de un motor de combustión. La semana pasada os contábamos como Mercedes anunciaba la salida inminente a mercado del SLS AMG eléctrico; yo, que tuve la suerte de subirme al SLS AMG original con el V8 de 571 CV, me preguntaba quién sería capaz de gastarse el doble de dinero en ese mismo coche pero sin su elemento más auténtico y pasional, el motor. Es cierto que hoy en día se nos exige una responsabilidad medioambiental alta, y por ello debemos de ser conscientes de la necesidad del buen uso de los recursos del planeta. Pero gracias a los científicos de Air Fuel Synthesis, podremos seguir soñando con conducir durante muchos años más como lo habíamos hecho hasta ahora. Quizás también baje el precio del combustible, y todo ello en medio de un acto de solidaridad con la naturaleza y el medio ambiente. ¿Alguien da más?

Hasta el momento, solo se han producido 5 litros de este combustible, y ello requirió de un tiempo (tres meses) y un nivel de eficiencia energética que lo hacen inviable para una aplicación inmediata en el mercado. Aún así, los principios en los que se basan los científicos son correctos y la evolución en el desarrollo de este compuesto hace que los expertos sean optimistas. “Suena demasiado bien para ser cierto, pero lo es. Lo están consiguiendo y he podido verlo con mis propios ojos”, asegur Tim Fox, director de energía y medio ambiente en la Institución de Ingenieros Mecánicos de Londres. “Es una pequeña planta piloto que captura el aire y extrae el CO2 basándose en principios conocidos. Puede funcionar”, explica Fox en declaraciones recogidas por el diario The Independent.

Esta gasolina limpia y sin residuos, tiene un rendimiento ligeramente mayor al de la gasolina convencional. Estas son las palabras de un investigador del Instituto Mecánico de Ingenieros del Reino Unido, Stephen Tetlon sobre el compuesto: “Puede convertirse en el mayor éxito británico de la historia, abriendo una oportunidad crucial para reducir las emisiones contaminantes de dióxido de carbono”. ¿Y quien puede dudar de sus palabras? En mi opinión, están más que justificadas.

A la alta eficiencia energética que requiere el proceso global de síntesis (que os ilustramos en el gráfico inferior), se le ha dado solución a través del uso de plantas de energía solar, que se han certificado capaces de proporcionar la energía para que el proceso químico se lleve a cabo. Actualmente, y mientras duren las fases de desarrollo, se seguirá usando energía eléctrica de la red nacional, pero una vez comience la industrialización del proceso, se prescindirá de ella para dar paso a las fuentes renovables. Esto es fundamental, ya que si producimos gasolina con la electricidad generada por energía nos renovables, igualmente estaremos dependiendo del petróleo en la mayoría de los casos. Podéis ver en el gráfico un esquema del proceso de producción, donde uno de los hechos más destacables es la devolución de aire limpio a la atmósfera.

¿Cuál es ahora el siguiente paso? En declaraciones de Air Fuel Synthesis, nada más y nada menos que producir 1.200 litros al día antes del año 2.015. Confían en que será posible gracias al aprovechamiento de fuentes de energía renovable y también a la optimización del proceso de producción. Si todo sale como debería, incluso se ven capaces de desarrollar combustible para aviones. Una de las primeras aplicaciones de los productos de esta empresa, será en coches de carreras, para hacer las competiciones más verdes. Posteriormente, y dependiendo de la respuesta del mercado del petróleo, al que todavía le quedan unos cuantos años de vida, se irá implantando progresivamente el ámbito comercial a medida que se la industria se familiarice con la forma de trabajar esta tecnología a gran escala.

¿Y cuánto cuesta todo esto? Pues según he leído, más de un millón y medio de dólares en cuanto a investigación. Analizando la repercusión a nivel mundial que puede llegar a suponer, me parece ridículo. Con ese precio, aseguramos de por vida el automóvil convencional. No digo que no sea útil continuar la investigación en motores híbridos o plenamente eléctricos, pero soy de los que piensan que, al menos hasta dentro de muchos años, estos motores no podrían sustituir a los actuales en muchas de sus funciones, son demasiado grandes y pesados y están lejos de conseguir, con tamaños similares, las autonomías de los motores convencionales. Su generalización traerá nuevos problemas al mundo como el incremento del precio que pagamos a las compañías eléctricas por el Kw/hora de energía. Tampoco podrán satisfacer a los que se emocionan con el petardeo de la combustión… No todo es tan bonito como parece. Es comprensible que a muchos no nos gusten, ¿no? Gracias, señores de Air Fuel Synthesis, muchas gracias…

Anuncios
No comments yet

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s