Skip to content

El talento del “samurai” que permite seguir creyendo

28 de octubre de 2012

-“Soy un gran fan de Seb. Todo lo que él es. Todo lo que él hace. Pero para mí 2012 pertenece a Fernando Alonso. Nunca he estado más impresionado”, son las palabras que Will Buxton, popular periodista inglés del motor y reconocido incondicional de Vettel, escribió en su cuenta de Twitter al terminar la carrera.

Pero no es el único, los elogios internacionales hacia el asturiano han abarrotado las redes sociales. Byron Young (de Daily Mirror): “Alonso ha estado absolutamente increíble hoy. Ese tipo puede conducir. Ha hecho suficiente este año para ganar cinco campeonatos”; o A. Davidson (ex piloto y periodista para Sky Sports): “la precisión con la que puede conducir en el calor de la batalla es increíble”.

El mundo del motor parece irremediablemente rendido al talento, la fortaleza mental y la consistencia de un Fernando Alonso que sigue creyendo “al 100%” en que será campeón del mundo en Brasil dentro de menos de un mes. Nadie se atreve a soltar una leve carcajada, nadie ríe. Porque saben que es capaz de hacerlo. O mejor dicho, sólo él es capaz de hacerlo. Lo llegó a rozar con la yema de los dedos en Abu Dhabi en 2010 y la justicia le debe una.

Nadie duda del talento natural de Sebastian, y quién lo haga se estará equivocando. No creo que sea lícito ni respetuoso pensar que Vettel no se merece este campeonato. Si lo gana, habrá hecho los méritos de un campeón, con un equipo detrás que sin duda ha demostrado un potencial brutal, un año más, con el título de constructores ya casi “en la buchaca”.

Pero hay alguien que va más allá. Lo que está haciendo Fernando entra casi dentro de los límites de la Física, pilotando en ritmo de calificación durante 60 vueltas, quitándole las pegatinas al Red Bull de Webber, sacándole 35 segundos de diferencia a un Felipe Massa en horas altas.

No es que Vettel no se merezca el campeonato, entiéndanme; es que Fernando se lo merece más que nadie. Eso es así, ha estado perfecto desde la primera cita del calendario en Australia, sin errores, sin fisuras, exprimiendo un mediocre F2012 hasta límites insospechados. La mejor diferencia es que Vettel no para de dar las gracias al equipo. Y el equipo de Ferrari no para de darle las gracias a Fernando.

La lucha entre el alemán y el español se traslada dentro de tan sólo una semana al circuito de Yas Marina, donde llegarán mejoras importantes, aunque sin duda la mayor evolución llegará en Austin. Es de las pocas veces que veo a Fernando tan confiado con las piezas que están por venir, tan motivado, tan inexpresivo, tan ensimismado. Recuerda mucho al Fernando de finales de 2010. Ferrari sabe que si consiguen arañar unas cuantas décimas en rendimiento puro, entonces, si hay alguien que lo puede hacer, ése es Alonso.

Hamilton (que por cierto, ha hecho una gran carrera) ha soltado una perla al final de la carrera que me ha hecho reflexionar sobre la situación de Alonso: “a veces en la vida lo más importante no es ganar, sino darlo todo y sentirse orgulloso de ello”. Creo que es cierto, pero también pienso que a Fernando ya le lleva pasando eso mucho tiempo, creo que el “a veces” ya ocupa demasiado lugar en su carrera. Es el momento de que se le reconozca como se merece, es el momento de que su nombre pase a los anales de la Fórmula 1 como uno de los más grandes.

Anuncios
No comments yet

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s