Skip to content

Ford Mustang: la historia de un Caballo Ganador

15 de octubre de 2012

-Como este es mi primer artículo en el portal, desde luego a la hora de escoger el tema necesitaba un extra de inspiración, así que os hablare de una de  mis musas, la esencia de los muscle cars: el Ford Mustang. 

Los genes del Mustang partieron en el año 1961 del entonces vicepresidente del gigante de Detroit, Lee Iacocca, que observó la necesidad de un vehículo de características deportivas, con una filosofía joven y un precio asequible para la pujante clase media americana.

Introducido por primera vez al mercado en la World Exhibition of New York de 1964, fue el amor a primera vista de miles de americanos. El primer día de ventas salieron de los concesionarios de la Ford Motor Company 22.000 Mustangs, cerrando el primer año con una cifra espectacular para la época, 418.000 coches. 

El primer Mustang era conocido como el 1964½, y salió al mercado con dos versiones: coupé y convertible. Los dos modelos traían un maletero alargado con formas rectas, interiores deportivos y estaban a la venta por unos precios moderados que ayudaban a las ventas. Era el inicio de los populares “Pony Cars”.

Ya en el año 1965 salió al mercado la versión “Fastback”, con una trasera que se alargaba suavemente desde el techo del coche, dejando una amplia luna  y unas marcadas branquias en los laterales del portón.

Éste es sin duda uno de los Mustang más elegantes.

La persecución de la película Bullit, con Steve McQueen a los mandos de un fastback del 68 saltando por las cuestas de San Francisco es todo un mito del cine.  Recientemente Ken Block en una de sus gymkhanas repitió parte de este trazado en uno de sus espectaculares vídeos, aunque desde luego yo me sigo quedando con el estilo que derrochaba Steve con su jersey de cuello vuelto.

La película se promocionó con carteles como el de la imagen, que se convirtieron durante años en iconos de la juventud adolescente americana, así como del mundo del automovilismo.

Un gran nombre que siempre estará asociado a este coche es el de Carroll Shelby.

Y precisamente este nombre se ligó al mustang justo después del lanzamiento del Fastaback. Tomándolo como base se fabrico el primer Shelby, el GT 350. Conocido popularmente como Mustang “Cobra Jet”, cosechó muy buenos resultados en competición.

Tras el GT 350 pronto llegó el GT 500, el rey de los Shelby.

Carroll Shelby modificaba artesanalmente en su planta de Venice Beach, Los Angeles, cada uno de los Mustang Fastback que recibía de la planta de Ford Motor Co. en San José.

Shelby se encargaba de sustituir los palieres, modificar la suspensión, redistribuir pesos, montar los motores modificados Cobra y dar el distintivo aspecto exterior. Rasgos agresivos y siempre reconocibles por la cobra en la parrilla del coche.

La versión mas exclusiva fabricada por Shelby fue el Super Snake de 1967, que muchos años después se convertiría en el protagonista de la película “60 Segundos” con el nombre de “Eleanor” y pilotado por Nicolas Cage.

Hacia el año 1969 la competencia dentro del sector de los muscle cars era feroz. Todas las marcas habían ido aumentando las potencias de sus “ponies” y de este año se podría sacar una de las mejores parrillas de muscle cars de la historia: Dodge Charger, Plymouth Barracuda, Pontiac GTO, Chevrolet Camaro, Chevelle SS…

Además Ford trabajaba duro tratando de conseguir un nuevo motor para las NASCAR’s Sprint Cup Series, donde Chrysler ganaba ventaja con su 426 HEMI.

Para homologar el motor era necesario vender 500 coches de calle equipados con él, y la directiva de Ford decidió que el Mustang era el coche que lo llevaría. El resultado fue la creación del Mustang 429 Boss.

El último de la primera generación, y sin lugar a dudas el chico malo de la familia. Con un imponente V8 de 429 ci (7.030 cc) y una potencia de más de 500 CV es hoy en día uno de los coches de colección mas cotizados. Solo fueron fabricadas 859 unidades.

La llegada en los 70 de la crisis del petróleo y de numerosas leyes para limitar las emisiones hicieron que con la desaparición de la primera generación del Mustang lo hiciese también su condición de deportivo purasangre.

Los Mustang II Y III pasaron sin pena ni gloria, y a pesar de mantener un nivel de ventas aceptable no son valorados hoy en día. Incluso la desaparición del tradicional logo del caballo cambiándolo por el óvalo de Ford hace que muchos no los consideren merecedores ni de ser citados en un repaso histórico como este. En las fotos, desde luego, muchos pensaréis que se trata mas bien de un utilitario de dos puertas que de un deportivo, y no os faltará razón.

La cosa empezaría a cambiar en 1994. Ford remodeló totalmente la línea del coche, volviendo a unas curvas mucho más agresivas. Sin grandes modificaciones mecánicas en sus primeras líneas, pronto se contó con la participación de SVT (Special Vehicle Team) para poner en el mercado la versión SVT Cobra. Con 400 CV este coche sí volvía a ser de nuevo un digno muscle car.

Pero desde luego, para los amantes de este coche,  fue la 5ª generación lanzada en 2004 la que devolvió la pasión a los corazones.

A diferencia de las demás generaciones, Ford utiliza las fortalezas de la primera generación en su diseño y crea con ello un auto auténticamente retro de nuestro tiempo.

Mecánicamente el Mustang se ofrece en una versión “básica” con un motor V6 de 4 litros de capacidad y 202 caballos de potencia y la versión V8 de 4.6 litros de capacidad con 300 caballos de potenciar Con este motor el Mustang es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en alrededor de 5,2 segundos con transmisión manual. 

A mediados de 2006 apareció la versión Shelby Cobra/SVT con un motor V8 supercompresor y con 5,4 litros, 32 válvulas y una potencia de 500 CV acoplado a una transmisión manual de 6 velocidades. Todos ellos se fabrican en la factoría de Shelby American, que se encuentra actualmente en Las Vegas (Nevada). 

Desde entonces se ha mantenido sin grandes modificaciones hasta la actualidad, con aspectos que se mantienen desde la primera generación y otros que han conseguido adaptar a nuestros días al que es, por derecho propio, uno de los máximos iconos de la cultura americana. 

Aprovecho la ocasión para trasladaros buenas noticias: Ford ha informado que, por primera vez en la historia el Mustang, la máquina estará disponible en Europa como parte de su campaña para competir con el Chevrolet Camaro

Las razones, según Stephen Odell, presidente de la firma en Europa:

“El Mustang es la esencia de Ford y tiene un gran número de seguidores aquí (en Europa). Ahora estos fans van a poder esperar con impaciencia, del mismo modo que nosotros estamos igualmente impacientes por dar más detalles en un futuro próximo”.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. edu permalink
    17 de diciembre de 2013 19:35

    gabri que le falta potencia? jajajajajaja has visto un 302 contra un m3 la paliza que lo mete es de campeanota

  2. 6 de abril de 2013 2:10

    DESDE MUY PEQUEÑO EL MUSTANG PARA MI FUE Y SERA EL CARRO DE MEJOR E INVALORABLE POTENCIA COMO MAQUINA Y PRESENTACION EL MEJOR POR SU ELEGANCIA EN SU FORMA ES UN PURA SANGRE

  3. gabri permalink
    23 de febrero de 2013 18:45

    ford mustang unos de los mejores coches k hay aunque le falta potencial para superar a los bmw

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s