Skip to content

GP Singapur, el morbo de los petrodólares

20 de septiembre de 2012

-Terminado el periplo por Europa con la disputa del pasado GP de Monza, “el gran circo” se muda por un tiempo a Asia, el mercado emergente de la Fórmula 1 que tanto interesa explotar al bueno de Bernie Ecclestone. En esta ocasión, nos vamos a Singapur, el cuarto centro financiero más importante del mundo, que acogerá la que posiblemente es la carrera más espectacular del año.

1500 focos en la céntrica zona de Marina Bay serán los que iluminarán el talento de los pilotos en un trazado puramente urbano y tremendamente exigente. El calor, con unas temperaturas medias de unos 30ºC, la fuerte humedad y la adaptación al horario (recordemos que es el único circuito en el que se corre de noche), serán tres de los factores más importantes a los que se tendrán que adaptar los pilotos.

El circuito, caracterizado por su “lentitud” y porque se gira al contrario de las agujas del reloj, tiene una longitud total de 5 kilómetros, (lo que lo convierten también en uno de los más largos del calendario), y está dotado de 23 curvas, 7  de las cuales son muy lentas. Los coches estarán configurados con una carga aerodinámica alta y encontrar los reglajes para conseguir una buena tracción a la salida de las curvas de baja velocidad, será clave. El desgaste de los frenos es alto y el deterioro de las gomas, medio. En la recta principal se pueden llegar a alcanzar velocidades puntas de 297 km/h. Todo esto lo convierten en el Gran Premio más largo de la temporada, con una carrera de casi dos horas de duración.

La importancia de la confianza del piloto en el coche y el talento serán determinantes en un trazado en el que pasar cerca de los muros significa ganar tiempo. Singapur no da un respiro por la continua presencia de curvas y la ausencia de largas rectas, por lo que la tensión y la concentración en todo momento serán vitales si no se quiere terminar contra los muros.

Sólo habrá una zona de DRS en Singapur, en la recta situada entre la curva 5 y 7. La distancia hasta la primera curva y el ancho de la misma permitirá ver con una alta probabilidad varios cambios de posición.

Para Fernando, Singapur es un circuito talismán desde que en 2008 se introdujo en el calendario. Alonso fue el primero en ganar una carrera nocturna ese año con Renault y repitió su gesta sólo dos años después con Ferrari. En 2009 terminó 3º y en 2011, 4º. Es el trazado en el que tiene el mejor promedio, con una posición media de 2.25. No es una novedad que el español se mueve como pez en el agua en trazados técnicos y complejos, donde las manos del piloto valen casi tanto como el rendimiento del coche.

Para él quedan siete finales, siete carreras para mantener la diferencia de puntos con sus rivales. 37 puntos con el segundo, Hamilton, no está mal, pero teniendo en cuenta que quedan 175 por disputarse, la ventaja todavía se antoja ridícula como para permitirse un ápice de relajación. Pero ni mucho menos Fernando piensa en una táctica conservadora, sino en ganar carreras y hacer podios. Encontrar el equilibrio perfecto entre agresividad y paciencia, ése al que tan bien nos tiene acostumbrados.

Ferrari ha traído un buen puñado de mejoras a Singapur. En la Scuderia tienen muy claro que no pararán el desarrollo del coche y que seguirán evolucionando hasta la última carrera, el título es el único objetivo. Estrenarán nuevo fondo plano (visible en la imagen) y un remodelado difusor diseñado para maximizar los escapes y ganar adherencia. También se introducirá la nueva versión del alerón delantero de alta carga aerodinámica que Rigon y Bianchi probaron en el test de jóvenes pilotos en el circuito Magny-Cours hace sólo unos días, y un alerón trasero con un rediseñado “monkey seat”.

Ciertamente el optimismo en el seno de Ferrari es palpable y a juzgar por las animadas palabras del ovetense (más cauto que atrevido en sus declaraciones por definición), parece que se espera un competitivo F2012. Las previsiones indican a una mejora de unas 2 ó 3 décimas por vuelta, que pueden ser suficientes, de confirmarse, para luchar por la pole.

Pero los rivales no se quedarán atrás y continuarán con su evolución. McLaren es el coche a batir, pero el lento trazado no parece ayudar mucho a las características del MP4-27, por lo que muchos ya apuntan a Red Bull como el equipo a batir aquí. La escudería austríaca no ha podido solucionar el problema con los alternadores de las baterías Magneti Marelli, suministradas por Renault y a su vez fabricadas por la empresa italiana. De hecho, el presidente de RB, Mateschitz, ha alentado a los suyos a que busquen otro suministrador. Sin embargo, el problema del fallo de los alternadores en Red Bull podría estar relacionado con unos agresivos mapas motor.

Mercedes, por su lado, estrenará escapes con efecto “coanda”, ya introducidos previamente por los equipos punteros.

Los neumáticos elegidos por Pirelli para este Gran Premio son los blandos y los superblandos, por lo que se antoja más que probable que veamos hasta tres paradas en boxes en muchos casos.

En cuanto a la meteorología, se esperan tormentas para el sábado y el domingo, con unas probabilidades de lluvia del 40% a la hora de las pruebas. Tiempo cambiante e irregular en cualquier caso, por lo que habrá que estar pendiente de los radares de aquí al domingo.

Para ir abriendo boca, aquí os dejo la cámara onboard de Fernando Alonso el año pasado a los mandos del F150º Italia:

Anuncios
No comments yet

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s