Skip to content

Audi Q3 (prueba y análisis)

10 de septiembre de 2012

-Esta vez le ha tocado al Audi Q3 pasar por nuestras manos. Después del Nissan Juke y el Volkswagen Tiguan, hemos probado el modelo de la serie Q más compacto que ofrece Audi. Este todocamino sin duda representa el lujo en su segmento y a día de hoy, es el buque insignia de una tipología de automóvil que se está poniendo muy de moda, y que tantas alegrías y fracasos está dando a unos y otros fabricantes en el mercado. Brillar por encima de los demás en el mercado de los SUV de lujo se está convirtiendo en una tarea realmente complicada. Pero Audi sabe lo que el público quiere e intentará dárselo a toda costa…

AGRADECIMIENTO ESPECIAL A AUDI RETAIL MADRID S.A. POR LA CESIÓN DEL VEHÍCULO PARA ESTA PRUEBA

(www.audiretailmadridsa.es)

Quien opte por comprarse este coche aspira a la excelencia del campo crossover y busca calidad, elegancia y tecnología, algo que muchos crossover no pueden ofrecer. ¿Lo encontraremos en el Audi Q3? Ya os adelanto que es el todocamino más completo de cuantos hemos probado y sin duda el que ofrece el dinamismo más trabajado. Pero… ¿cuánto le durará a Audi este monopolio? El mercado es duro y la competencia ya esta servida, y no tardará en ampliarse. Otros modelos como el Range Rover Evoque que aún no hemos probado son claros candidatos a arrebatar el primer puesto en el ránking de calidad de este segmento de vehículos. Por no hablar de vehículos que aún no están en el mercado como el Porsche Macan. Los grandes fabricantes se han dado cuenta de que al cliente le gustan este tipo de coches y todos se esforzarán en ofrecer lo mejor a sus compradores.

La unidad que pruebas que nos cedieron montaba muy poco equipamiento opcional, así que la práctica totalidad de lo que podéis ver en el reportaje se monta de serie en su versión Ambition, que es la más humilde de entre las tres que se ofrcen. El precio de esa versión con el motor 2.0 TDI de 140 CV que soportaba es, después de la subida del IVA, de 34.150€.

La versión de acceso monta este mismo motor pero con el nivel de equipamiento Advance, y tiene un precio de 30.980€.

¿Queréis conocer todos los detalles del Audi Q3?

EXTERIOR:

De los tres campos del coche en que nos centramos en cuentavueltas.com para redactar nuestros análisis (exterior, interior y equipamiento, dinámica y conducción) iba a decir que quizás fuese el exterior el más impresionante, pero sin duda también lo son los otros dos. Bien es cierto que el exterior del Audi Q3 luce por sí solo independientemente del cargamento de extras que traiga el coche, cosa que no sucede por ejemplo con el interior, que tiene grandes aspiraciones pero necesita vestirse un poquito más para estar a la altura.

La perspectiva exterior del Q3 está inundada de toques  estéticos que mezcla rasgos del Q5 y del A3, e incluso del A1. La parte trasera nos recuerda un poco más a su hermano mayor todoterreno, mientras que la delantera está claramente inspirada en los compactos utilitarios de la marca alemana. Aún así, detalles como una parrilla de radiador inusualmente amplia o un capó elevado varios centímetros sobre el resto de la delantera, aportan robustez y un aspecto de todoterreno a un coche que también está pensado para moverse con agilidad por zonas urbanas reviradas. Asimismo en la parte inferior de la zona frontal se forman inserciones y huecos angulosos que imitan a tomas de aire y proporcionan un aire deportivo.

El diseño en su conjunto es simple, pero no simplista. Se apuesta claramente por no sobrecargar a la carrocería del Q3 con fantochadas inútiles, sino solo las necesarias. De esto resulta un vehículo de líneas armónicas, sencillo pero elegante, práctico pero deportivo. Echando un vistazo desde fuera, tenemos la sensación de que nada está fuera de su lugar, de que todo está encajado precisamente donde debiera, y eso seguro que no es por casualidad.

En la zona lateral, la carrocería se ensancha mientras recorremos las puertas delanteras y traseras, más o menos a la altura de la manilla de apertura,  volviéndose otra vez hacia adentro a medida que bajamos hacia abajo, hasta la zona donde comienzan las protecciones de todoterreno. En este punto se vuelve a ensanchar otra vez, creando una zona angulosa en la parte más baja. Por un lado esta estética contribuye a presentar un coche que a pesar de ser compacto no da sensación de debilidad, mostrando un aspecto fuerte con un ensanchamiento de la zona lateral alta y lateral inferior. Además, el ensanchamiento de la zona lateral superior unido a la elevación del capó delantero crea una línea de profundidad muy bonita que discurre pasando por la zona inferior de las ventanillas y desemboca en las ópticas delanteras.

Las protecciones de los bajos son suficientes para atravesar cualquier terreno que se adapte a las posibilidades del Q3. Como ya ocurría con otros modelos de este segmento, no son vehículos preparados para abusar de ellos fuera del asfalto, pero el Q3 está preparado para circular por terrenos abruptos sin dañar demasiado las zonas bajas de la carrocería. No son simples adornos estéticos de protocolo que el fabricante incluya para convertir al vehículo, sin serlo, en todoterreno. Además, la altura libre al suelo, exactamente de 17 cm. (3 cm. menos que el Q5 y 7 cm. menos que el Q7) permite una conducción más tranquila y descuidada a la hora de afrontar pequeños obstáculos urbanos o desniveles. Equipado con tracción quattro y opcionalmente con diferencial electrónico autoblocante y control de descenso, puede sacarse de vez en cuando al campo.

Los voladizos, tanto delantero como trasero, son muy cortos y aportan al coche una estabilidad integral que se nota en cada volantazo. A ello contribuye la colocación del motor, justo sobre el eje delantero, haciendo que la dirección y cualquier movimiento de las ruedas sea muy preciso, así como una correcta distancia entre ejes de 2,6 metros.

Todo el coche tiene un aire a la nueva línea que Audi está sacando estos meses y con la que está renovando toda su flota, desde el A6 hasta el A5, el A4 o el A3, muchos de ellos recientemente presentados. Todos tienen características estéticas similares, sobre todo en la zona frontal y en los grupos ópticos. No obstante, quizás sea el Q3 el modelo de la familia que mantenga una distinción más clara con respecto al resto de modelos de la renovada gama de Audi. Este hecho se respalda en que el Audi Q3 es un concepto totalmente nuevo en la marca que no surge de la renovación de ningún otro modelo, sino de una nueva creación. No había ninguna referencia, solo objetivos claros: calidad, diseño e innovación. Por ello y aunque no tenga ninguna  novedad radical, quizás sea, junto con el A7, el Audi más original que podamos encontrar en el catálogo.

La zona trasera es la más novedosa y la que más une al Q3 con sus hermanos mayores, el Q5 y el Q7, aunque sobre todo con el primero. Había que combinar las capacidades crossover de la gama de todoterrenos que ya ofrecía Audi con la maniobrabilidad y la funcionalidad de un coche urbano, y ello también tenía que hacerse notar en la estética. Tanto los retrovisores como la óptica trasera son copias casi calcadas de las que se pueden ver en el Audi Q5, aunque en el Q3 los faros son más finos y están perfectamente insertados en el portón del maletero. También se percibe un ensanchamiento en los extremos que se une al que ya presentaban las puertas en la zona lateral, trabajando en una trasera prominente muy similar a la que presenta el Audi A1, el modelo más compacto de la marca. En el Q3 a diferencia del Q5, la línea de la luna trasera es mucho menos vertical y se inclina notablemente hacia delante, dibujando unas líneas con un cierto aire de coupé, y ayudando a crear sensación de compactación. El inconveniente deriva en el interior,  que por ello es menos espacioso que en el Q5, y sobre todo en el maletero, cuya reducción de tamaño es exagerada con respecto al anterior. Abundante para varias bolsas y maletas, pero muy escaso para grandes equipajes o viajes de más de 3 o 4 personas.

En la zona de atrás, el colofón lo pone un discreto alerón en la zona superior. Un toque de deportividad para dar alegría al Q3 y a todos aquellos que, además de contar con un crossover, también quieran disfrutar de la conducción y de la velocidad en carreteras asfaltadas. Más tarde os contaremos cómo se comporta este coche al intentar exprimir su motor sobre el asfalto.

Uno de los puntos más fuertes a la hora de ensalzar la elegancia estética del Audi Q3 lo pone su grupo óptico. Formas puras y proporcionadas combinadas con una hilera de luces LED diurnas y nocturnas de color blanco que ponen cara de chico malo a un coche único. Cuando están encendidas, el coche gesticula con poderío y sobriedad. Es por ello que se han programado para encenderse, a modo de saludo, cada vez que abrimos o cerramos nuestro coche.

En el techo vemos dos barras decorativas cromadas a juego con el marco de las ventanillas cuya función es meramente estética.

Las llantas que montaba nuestra unidad eran de 17”, y las dimensiones de sus neumáticos 235/55.

El Q3 es casi 25 cm. más corto que el Audi Q5 y el maletero tiene 80 litros menos de capacidad. Aún así, con sus 4,39 m. de longitud, una anchura de 1,83 m. y una altura de 1,61 m. Audi parece haber dado con la fórmula perfecta del crossover urbano ideal. Su peso no llega a los 1586 kg. y eso también ayuda a la hora de disponer de un coche ágil que se mueva bien sin la necesidad de montar motores excesivamente caros y potentes.

INTERIOR Y EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD:

Como en la mayoría de sus modelos más utilitarios, Audi ofrece en el Q3 tres niveles o versiones de equipamiento, que ordenados de menor a mayor calidad de acabados se denominan Advance, Ambiente y Ambition. A parte de todo el equipamiento que incluye el coche con cada versión, podremos incluir extras que seleccionemos individualmente de entre todos los que se ofrecen en el catálogo de Audi. Aunque a priori no existe demasiada diferencia en el exterior entre una y otra versión, sí cambia y mucho el aspecto de los interiores. Y es que si nos decantamos por la versión Ambiente, el término medio y la que podéis ver en el vehículo de pruebas, el interior no queda a la altura de lo que se podría esperar de él, dejando en el conductor una sensación de vacío provocada por un diseño con aires de grandeza, pero que se ha olvidado el lujo en casa. Sensación que sin duda todavía se acentuará más en la versión Advance, la más humilde.

Aún así, incluye equipamiento de serie muy interesante como el control de crucero, el ordenador de a bordo, regulación lumbar eléctrica en los asientos, climatizador bizona, conexión Bluetooth y entrada auxiliar de audio.

La radio de serie dispone de un total de 8 altavoces pero por 895€ podemos hacernos con un equipo Bosé.

Tanto el ordenador de a bordo como el control de crucero son absolutamente irreprochables. Éste último se maneja desde una de las palancas laterales (como con la que manejamos las luces intermitentes). Además, la información que ofrece el ordenador está perfectamente integrada con las funciones de la pantalla abatible manualmente de 6,5” que se encuentra en el centro del salpicadero y que se ofrece a partir de la versión Ambiente.

Las llantas en la versión de acceso son de 16”, y de 17” en las otras dos. Lo bueno es que por un módico precio tenemos disponible un amplio abanico de modelos de 18”.

Además, como os comentábamos, Audi ofrece equipamiento muy interesante que podemos seleccionar de forma individual en cualquiera de las tres versiones. Aunque nuestra unidad de prueba no los montaba, me parecen especialmente interesantes el techo solar panorámico corredizo (1.440€), la iluminación de ambiente (285€), el MMI con navegación por satélite (2.890€) o el sistema de aparcamiento automático que pudimos probar en el Volkswagen Tiguan y que ciertamente se echa de menos al aparcar este tipo de coches en huecos ajustados.

En cuanto a seguridad el Audi Q3 está en la cima. Incorpora airbags frontales y laterales de conductor y acompañante, airbags de cabeza delanteros y traseros sideguard. También incluye de serie faros y limpaparabrisas automático.

Cuenta con freno de estacionamiento electromecánico y multitud de controles electrónicos como el ESP o distribución electrónica de frenado. Otros como el bloqueo electrónico del diferencial pueden ser especialmente útiles combinados con la tracción integral para movernos por terrenos rotos y complicados.

Con cinco estrellas EuroNCAP es el coche más seguro de su categoría de todos los que se han sometido a pruebas en 2011.

El precio del coche no es bajo, pero estamos ante un modelo Premium y por ello recibimos un equipamiento en seguridad de serie que da mucha confianza.

Centrándonos en el aspecto del habitáculo interior, el Audi Q3 ofrece todo lo que cabe esperar de una marca de lujo. Lo primero que Audi ofrece es calidad, innovación y seguridad. El interior sin duda ha sido pensado, por su forma y diseño, para ser equipado al máximo nivel, pero eso ya depende de la decisión de si cada cual quiere o no gastarse los más de 20.000€ que puede suponer amueblar este coche con todo. Líneas rectas y un aspecto de pulcritud exagerada reciben al conductor de este SUV de pequeño tamaño.

El tacto de cualquier material que rodea al conductor es muy bueno y agradable. Los plásticos son de máximo nivel y está rematado por cada esquina con el máximo cuidado. Todos los mandos son intuitivos y precisos, y el volante en particular es de los mejores que he probado en este segmento de coches, con unas dimensiones perfectas y cómodo de agarrar a la hora de afrontar viajes largos. No me gusta el detalle de que la pantalla centrar se tenga que abatir de forma manual, pero es un detalle que distingue este modelo de las gamas mas altas (y caras) de la marca alemana.

Los asientos delanteros son muy cómodos y ofrecen múltiples opciones de regulación para adaptarlos a nuestras necesidades y también a las circunstancias de la conducción.

Dispone de numerosos huecos en la parte baja de las puertas para dejar objetos personales y un amplio espacio en una guantera lateral refrigerada por el propio aire acondicionado del coche.

Las plazas traseras son cómodas, y aunque el techo en esta zona no peca de excesivamente bajo, no llega a la altura que se ofrece en otros modelos. Tres adultos pueden viajar con suficiente espacio pero la reducción de tamaño se nota si los ocupantes son demasiado corpulentos o la hora de estirar las piernas. La única pega es que las puertas traseras son demasiado pequeñas y no ofrecen un acceso perfecto, aunque suficiente. Donde quizás más se note la reducción de espacio útil es en el maletero, que con sus 460 litros ofrece espacio de sobra para viajes con el equipaje de dos o tres personas, sobre todo con el espacio que resulta al abatir las plazas traseras y que duplica su capacidad, pero nos dará problemas para intentar albergar las maletas de más de cuatro personas.

La tapicería de tela es limpia y cómoda, pero si somos exigentes podemos poner tapicería de cuero por 2.325€.

DINÁMICA Y CONDUCCIÓN:

Me ha sorprendido el Audi Q3 por lo equilibrada que es su conducción, así como su capacidad de adaptarse a multitud de circunstancias. No es nada fácil conseguir configurar los parámetros del coche de forma que éste se adapte a lo que el conductor le pida en cada momento, y Audi lo ha conseguido. Nuestra unidad de pruebas montaba un motor de dos litros TDI de 140 CV y 320 Nm de par. No tenía incorporado el Drive Select, que permite ajustar las curvas características de los mandos principales para enfocarse a un determinado tipo de conducción. Pero aún así, el Audi funcionaba bien tanto en tramos urbanos como fuera de carretera, en viajes largos o incluso cuando intentábamos exprimir los 140 CV de su motor. Mientras que el Nissan Juke (demasiado brusco) o en el Volkswagen Tiguan (algo perezoso) se resentían de una excesiva centralización en ofrecer deportividad o confort, y les costaba encontrar equilibrio entre ambas, con el Audi Q3 podremos viajar tranquilamente o bien exprimir un poco más el motor sin que sufra demasiado. De hecho, incluso con la mecánica de 140 CV tiene una muy buena salida y con su sonido no parece quejarse cuando lo forzamos un poco más allá de sus posibilidades. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos, una cifra muy respetable que es útil a la hora de dejar el tráfico atrás en zonas de circulación urbana, adelantamientos o incorporaciones a vías rápidas. La fuerza en el eje se ejerce desde bajas revoluciones y el motor reacciona muy bien desde cualquier nivel.

Además de esta motorización, que es la más equilibrada entre consumo y prestaciones, existen otras 2 en gasolina y otra en diésel, todas ellas de dos litros de cilindrada. Los motores de gasolina son TFSI sobrealimentados de 170 CV y 211 CV. El motor diésel más potente, también turboalimentado, entrega 177 CV de potencia. Las versiones mas potentes de ambas gamas montan en exclusiva el cambio S tronic que, desgraciadamente, no hemos tenido la oportunidad de probar. Queda por ver si finalmente Audi producirá el Audi Q3 RS, que fue presentado como prototipo en el Auto China 2012 de Pekín y que con un motor de 5 cilindros sobrealimentado puede desarrollar 360 CV.

Ahora bien, no estamos ante un coche deportivo y eso se nota. La dirección es demasiado blanda y no podremos leer correctamente la carretera. También le falta un pelín de rigidez a la suspensión, más enfocada hacia la comodidad, que provoca balanceos en el coche si vamos demasiado rápido en tramos revirados. Quizás esto también ayude a acentuar en ligerísimo carácter subvirador que tiene el coche cuando apuramos excesivamente la conducción. La transmisión funciona a las mil maravillas y tiene un punto de embrague muy cómodo, aunque con el cambio manual el recorrido de las marchas se queda un poco largo para intentar hacer conducción deportiva.

El puesto de conducción está ligeramente elevado sobre el habitáculo y es cómodo para afrontar la aventura del día a día. Además, la dimensiones del Q3 permiten circular por zonas estrechas y su dirección nos permite manejarlo con comodidad a la hora de realizar giros pronunciados en zonas urbanas.

Este motor en concreto certifica un consumo combinado homologado de 5,2 litros cada 100 km., que ciertamente se queda bastante lejos de la realidad. En autovía raramente subirá de los 6/100 pero es muy complicado que llegue a bajar de los 5,5/100. Si usamos el control de crucero a 120 km/h, el cuentarrevoluciones se situará en las 2.000 rmp. y el ahorro y el confort serán máximos. En ciudad a pesar de contar con el sistema Start&Stop, es muy frecuente que los consumos se disparen a más de 7 litros cada 100 km. Ya si optamos por buscar la diversión al volante y relajamos el pie derecho, puede llegar a marcar casi 9 litros cada 100 km. de consumo medio. Es de suponer que todos estos consumos se verían incrementados si montase tracción integral quattro. No obstante, son buenas cifras.

La circulación offroad como ya comenté más arriba es factible. No obstante tendremos que cuidar de no meternos en zonas en las que podamos complicarnos la vida, mas aún si solo tenemos tracción en las ruedas delanteras, donde la capacidad offroad del Q3 queda relegada a un segundo plano y simplemente le sirve para evitar, gracias a su altura al suelo, obstáculos que otros coches no podrían. Aún así, conviene estar atentos ya que su altura es suficiente, pero no excesiva, y puede darnos algún susto en baches demasiado profundos. La tracción integral quattro viene de serie en todos los modelos de gasolina y puede incluirse en cualquiera de los diésel.

Circulando en tramos largos, el aislamiento acústico es muy bueno, al menos con el motor de 140 CV, e incluso circulando a velocidades de 120 km/h se mantiene un buen nivel de insonorización dentro del habitáculo.

CONCLUSIÓN Y VALORACIÓN PERSONAL:

He criticado en varios aspectos como la dirección o la suspensión a este Audi Q3. Bien es cierto que lo hago pensando en que todo el mundo tiene alguna vez ganas de divertirse responsablemente con su coche y ha de saber cómo va a responderle. No obstante y aunque alguno quiera buscarle las cosquillas, el Q3 no está enfocado hacia la deportividad, y por ello su mecánica se puede calificar de excelente aunque presente estas deficiencias.

Ante todo es un coche cómodo, seguro y fiable. Ofrece versatilidad y un diseño elegante y sobrio, pero a la vez atractivo y con toques deportivos. No podemos pedirle demasiado espacio interior ni tampoco muchas aptitudes fuera del asfalto, pero sin duda es una de las mejores opciones, si no la mejor, a la hora de invertir dinero en un SUV Premium.

El precio puede ascender fácilmente a los 50.000€ si somos caprichosos con el equipamiento. Por ese dinero hay muy buenas alternativas en el mercado en muchos otros segmentos, pero si lo que buscamos es un crossover compacto funcional y de calidad, no hay duda de que este es nuestro coche. No hace falta tampoco irse a las versiones más potentes, y es que os aseguro que con el motor de 140 CV el Audi Q3 se mueve sobradamente bien.


Además, el Audi Q3 es de diseño alemán, pero de fabricación española. Y es que al margen de los planes de Audi de trasladar parte de la producción a China, de momento el Q3 es el único modelo que se fabrica en nuestro país, concretamente en la factoría Seat de Martorell (Barcelona).  Es un orgullo para nuestro país que se fabriquen cosas tan bien hechas como esta. En el vídeo podéis ver la forma en que se ensambla el coche desde que llegan las primeras piezas hasta que sale listo para rodar.

No me tiembla el pulso a la hora de calificar positivamente el trabajo de Audi con el Q3. Una alternativa muy a tener en cuenta con respecto a otros segmentos de la propia marca como el que representa el A4, y también una opción más cara y de mayor lujo al Tiguan, el otro SUV compacto del Grupo Volkswagen. Mi nota final para este todocamino, un 8,5/10.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios
No comments yet

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s