Skip to content

Nissan Juke (prueba y análisis + vídeo)

5 de julio de 2012

-En cuentavueltas.com, comenzamos nuestro análisis de crossover urbanos con la prueba del modelo que quizás represente a la melodía más original de todo nuestro repertorio. Y es que al margen de cualquier otro detalle y antes de entrar en ningún tipo de valoración, el Nissan Juke es un modelo rompedor, de diseño radical y muy original… extremadamente original, eso es innegable. Pero, ¿qué esconde tras ese montón de curvas este crossover compacto de Nissan?

La marca japonesa ha querido derrochar diseño e ingeniería para crear este automóvil que parece un todoterreno pero que en absoluto lo es, ni tan siquiera un primo lejano. Para empezar, solo se ha fabricado una versión de las múltiples a la venta con tracción a las cuatro ruedas, el resto son simples mortales de tracción delantera. Ahora bien, da el pego perfectamente si no le exigimos demasiado en nuestra ruta. Presenta un dinamismo y una agilidad espectacular, que sumados a la altura del chasis y el puesto de conducción elevado nos permitirán atravesar con soltura la jungla urbana del día a día. Incluso si queremos vivir alguna aventura en terrenos sin asfalto, podremos hacerlo con nuestro Nissan Juke. No tendremos a una máquina de atravesar caminos difíciles pero sí a un buen compañero para movernos con agilidad en situaciones de lo más variopinto y que dará todo lo que tiene para intentar llevarnos hasta el último rincón de nuestros deseos.

El Nissan Juke es un coche que también nos ofrece de serie las miradas de los peatones que se asombran por su espectacular diseño, y solo a partir de 15.950 € en su versión más humilde. Para los más atrevidos, si no necesitáis un coche con demasiado espacio y os gusta conducir, disfrutar del placer del asfalto desde un precio asequible, aquí os presentamos a vuestro coche. Éste es nuestro reportaje del Nissan Juke que probamos en Madrid, una versión diésel con motor 1.5 dCi de 110 CV y que montaba el paquete Tekna Premium (20.650 €).

Si queréis saber más, aquí está lo que pensamos, nuestra experiencia y sensaciones. Nuestro análisis al detalle.

EXTERIOR:

-El exterior del Nissan Juke es sencillamente espectacular. Puede generar buenas sensaciones o un rechazo absoluto a su estética, lo que os aseguro es que a medida que os familiarizáis con él, gusta más. Nada más verlo por primera vez, parece que estamos a punto de subirnos a un coche tosco y nada ágil, pero cuando llevamos unos cuantos kilómetros recorridos a sus mandos, nos damos cuenta de que sus formas engañan y esconden una silueta muy ágil y manejable que con el motor dCi de 110 CV se mueve de forma asombrosa. El toque de deportividad impreso en algunos elementos como las aletas frontales y traseras, así como en el diseño de sus faros, también colabora a la hora de hacernos disfrutar de la conducción. Es un exterior joven y arriesgado que está lejos de la elegancia refinada y sofisticada. Al ver el Nissan Juke, nos damos cuenta de que está preparado para sorprender. Nos ofrece romper con la monotonía pagando un precio módico y sin renunciar a una calidad limitada por esa cifra ajustada que estamos desembolsando por todo el conjunto. Su equipamiento y su interior están enfocados en gran parte a una experiencia urbana, y por ello se ha cuidado especialmente de que el diseño no desentone en medio de los rascacielos. Es más, esta obra de Nissan parece que luce todavía más cuando la soltamos en medio de la ciudad. Aquí tenéis la prueba.

Nuestra unidad de pruebas venía vestida de gala, así que eso le ayuda a relucir. Y es que el paquete Tekna Premium incluye llantas metalizadas de 17 pulgadas y neumáticos más anchos y más grandes (215/55 R17). Por lo demás, no hay mayor diferencia en cuanto al exterior entre las distintas versiones.

El Nissan Juke tiene unas dimensiones de  4.135 mm. de longitud, 1.765 mm. de altura y 1.570 mm. de anchura. Su distancia entre ejes es de 2.530 mm. que le convierten en un coche bastante estable. Pesa en vacío 1.300 kg. y la verdad es que no le pesan demasiado a la hora de acelerar de forma intensa ni tampoco se notan mucho cuando frenamos bruscamente o forzamos alguna curva. El reparto de pesos es, en general, bastante bueno.

Los laterales de este Nissan Juke quizás sean su parte más convencional, con la única salvedad de que se ensancha de forma intensa y poco habitual en la zona de las aletas. En el resto del coche no hay zona que no quede sin la imposición de un peculiar toque de originalidad. Lo primero es el frontal, en el que destaca la separación de los faros de uso habitual y el hecho de que no se intenten disimular en las partes bajas de la carrocería los faros redondos inferiores, es más, parece que se han esmerado en hacerles destacar en medio del conjunto. Los faros antiniebla si están un poco más escondidos y encajados en los bajos protectores de plástico, que rematan una delantera prominente y afilada mediante unas inserciones cilíndricas que no tienen más función que la estética y que resultan bastante incómodas a la hora de limpiar el coche, ya que en ellas se acumula suciedad y gran cantidad de barro si conducimos en terrenos que desprendan demasiado polvo o en días lluviosos. No obstante, esta zona cumple sus funciones de protección de bajos a la perfección y, sin duda, colabora a madurar el aspecto de todoterreno. Este plástico protector de color negro mate continúa bordeando al coche por los laterales y va hasta la parte trasera, donde también cubre la zona inferior para protegerla de terrenos complicados, aunque aquí de forma mucho más discreta que en la zona frontal del coche.

La zona del maletero no es tan llamativa como la parte delantera pero esta plagada de curvas y huecos revirados. En mi opinión, es la perspectiva más bonita del coche. Pero todo este diseño tiene un precio y se paga con la disminución de espacio útil en el habitáculo del maletero, que se queda en 250 litros y que luego os enseñaremos. Los faros traseros son, sin duda, los encargados de llevar al límite el aspecto deportivo del Nissan Juke en su parte de atrás, y es que realmente parecen primos hermanos de los que se usan en el Nissan 370Z. En nuestra unidad de pruebas, tanto los retrovisores, que curiosamente presentan un diseño de lo más normal, como la antena de la radio eran retráctiles, y en las manecillas de las puertas encontrábamos un pequeño botón que, combinado con la llave electrónica de proximidad, permitían abrir el coche con un simple gesto de dedo si dicha llave estaba a una distancia razonable del mismo. El dispositivo de apertura de las puertas traseras esta encajado y escondido en el borde negro de las mismas, concretamente en la parte que se ensancha en la zona anterior de estas puertas, que son notablemente más pequeñas en comparación con las delanteras. Es lógico viendo que el espacio de habitáculo también se reduce drásticamente en la parte de atrás.

Uno de los detalles estéticos que más me gusta del Nissan Juke, aunque pueda que no sea el más llamativo, es la caída del techo hacia la parte de atrás del coche, que da un protagonismo estético muy acertado a la parte delantera y que una vez más nos llevan la memoria al deportivo 370Z. Aunque las medidas de longitud del Juke sean más grandes que las de un compacto utilitario, hay que tener en cuenta que gran parte de esa magnitud la acaparan los parachoques delanteros y traseros, que sobresalen en ambos casos de forma abundante y prominente hacia el exterior. Un tubo de escape cromado y una luna trasera amplia que permite una visibilidad más que generosa por el espejo retrovisor, ponen la guinda a la visual desde atrás del Nissan Juke.

En definitiva, como dije al principio creo que es un modelo que no debe de ser infravalorado. Su diseño es atrevido pero cada línea está estudiada para resaltar alguna característica o para crear armonía con las otras. Diseño al coste que sea, aunque ello suponga reducir espacio útil en el coche, un problema poco importante si pensamos que el Nissan Juke, tanto por su conducción como por sus formas estéticas, es un coche enfocado a un público joven que no llorará demasiado la falta de espacio útil.

INTERIOR Y EQUIPAMIENTO:

-Hasta aquí hemos defendido en buena medida al Nissan Juke y a sus formas, si bien es cierto que el coche se queda incompleto si no lo combinamos con un buen paquete de extras de los que Nissan ofrece. Nuestra unidad montaba el paquete Tekna Premium y aunque no adornaba demasiado el exterior con respecto a otras versiones de menor precio, sí lo hacía con el interior, equipando a este pequeño crossover con multitud de extras más o menos útiles pero que permiten al Juke hacerse un lugar digno en las calles. Este es un coche hecho para lucir estética y por ello estamos prácticamente obligados a adornar la versión de serie. Bajo ningún concepto me compraría un coche como este sin alguno de los cachivaches que ofrece. Venderse con lo justo y necesario para poder conducir es un lujo que en el mercado automovilístico sólo se pueden permitir ciertas marcas que ofrecen a cambio mecánicas excelentes y de renombre, y el cliente lo sabe.

El interior del Nissan Juke es, se mire por donde se mire, casi tan sorprendente como su exterior. No obstante, diferencia de lo que ocurría con éste, los acabados del coche no me han convencido demasiado en lo que respecta al interior. La calidad de los materiales empleados en los mandos próximos al conductor es buena, pero no así la de los materiales del salpicadero, la zona de palanca de cambios y freno de mano, y también la de las inserciones. Da una mala sensación encontrarse zonas huecas debajo de alguna de las tapas como la que cubre el espacio entre los asientos delanteros, provoca inseguridad y fragilidad. Los asientos son cómodos pero el movimiento de los reposacabezas provoca un desplazamiento bastante molesto de la zona lumbar, aunque por lo demás agarran bien y puede hacerse perfectamente un viaje largo sentado en los mismos sin pasar demasiado calor ni molestias físicas. Vienen tapizados con costuras en color granate, a juego con el color que se usa en algunas partes del interior y, en el caso de este modelo, también con el granate del exterior.

Nissan tampoco ha dudado aquí a la hora de atreverse a incluir acabados con muchas curvas y colores atrevidos. No podía ser menos y había que hacer competencia al exterior. Aunque los mandos de control son de diseño bastante corriente y algunos como el volante incluso guardan parecidos con el del 370Z, muchas otras partes del coche aportan una sensación relajada y distendida a un interior que queda lejos de la sobriedad y la elegancia de líneas austeras y tradicionales. Me gustaría destacar, dentro del conjunto del interior, el papel del volante. Si hubiese de quedarme con algo de la parte interior de este Nissan Juke, sin duda el elemento que más me ha satisfecho es el volante, que resulta extraordinariamente cómodo y preciso en la conducción, especialmente activando el modo Sport.

Ya hemos hablado un poco de los asientos y el habitáculo de este Nissan, pero no quería dejar de comentar la disminución de espacio de las plazas traseras con respecto a las delanteras y de la escasa distancia al techo que existe en las mismas, fruto del diseño con techo caído hacia atrás. Todo esto hace que resulte bastante incómodo viajar en estas plazas, sobre todo en viajes largos, a no ser que no seamos demasiado altos o demasiado anchos. En la imagen podéis ver que incluso se ha recortado un pedazo de los asientos delanteros porque si no directamente sería muy difícil sentarse en esos huecos.

El maletero tampoco es un fuerte de este coche y deja su capacidad limitada exactamente a 251 litros con los asientos en su posición normal y hasta 830 litros si abatimos los asientos al máximo. Si solo vamos a realizar viajes puntuales y sin demasiados acompañantes, esta capacidad es más que suficiente, bastará con abatir los asientos y podremos llevarnos prácticamente la casa a cuestas, pero no esperemos grandes cosas en este sentido si además de cargar el coche pretendemos viajar en él con más de dos personas. Además, como os comenté en el apartado del exterior, tanto el hueco como la propia puerta trasera son excesivamente pequeños haciendo que no sea tan fácil como en otros coches de 5 puertas acceder a las plazas traseras. Sin duda, éstas son algunas de las características que hacen encajar  a este coche a la perfección dentro del segmento de vehículo compacto.

En cuanto al equipamiento, depende mucho de que edición de Nissan Juke estemos hablando, pero en este caso, el paquete Tekna Premium incluye lo necesario para convertir a este pequeño todocamino en un coche realmente bien equipado. Lo que os comentaba de que se necesita adornar un poco a este Nissan para darle cierta dignidad lo cumpliremos con creces si nos decantamos por esta versión. Dispondremos de un navegador que funciona a las mil maravillas, el botón de start/stop para encendido, espejos retrovisores retráctiles, antena retráctil, un buen sistema de sonido, entrada auxiliar de audi, preparación para teléfono móvil y una cámara trasera bastante útil a la hora de aparcar o maniobrar pero que se queda simplemente en la función de cámara, sin ningún otro tipo de asistencia sonora o visual.

DINÁMICA Y MOTOR:

-Nuestro Nissan Juke de pruebas montaba un motor 1.5 dCi de cuatro cilindros, 110 CV de potencia máxima, inyección Common Rail y dos válvulas por cilindro. Quizás sea este motor el aspecto en que, a mi juicio, más ha destacado el coche durante nuestra prueba. La única pega que le pongo es su consumo, que llega a una media de 8 litros y es excesivo para un coche diésel de esta categoría. Aún así, es un motor que puede no convencer a todos los públicos; está preparado para funcionar muy revolucionado y ofrece unas sensaciones de conducción deportiva que nos obligarán a regular muy bien el gas y el embrague si no queremos dar constantes tirones en el cuello de nuestros acompañantes, sobre todo teniendo en cuenta que la tracción del Nissan Juke no es demasiado buena y patina mucho. Las 6 velocidades de la caja de cambios manual funcionan y responden bien pero creo que hubiese sido suficiente con 5, sobre todo teniendo en cuenta que la sexta velocidad se suele usar para bajar las revoluciones y ahorrar combustible en coches de este tipo, cuando en el Nissan Juke a 130 km/h, el cuentarrevoluciones marca unas 3.000 rpm, que no es un régimen precisamente bajo.

El Nissan Juke es un coche bastante fiable a la hora de apurar frenadas y curvas, y es que por ello se caracteriza la marca japonesa, que incluso ofrece grandes superdeportivos en su gama de modelos aptos para todos los públicos. La única pega de este coche reitero que es la tracción que no termina de ser realmente eficaz, por lo demás se comporta de forma excelente. Trae una suspensión delantera independiente McPherson y un sistema de control de estabilidad (ESP). Los frenos son servoasistidos y muy eficaces; funcionan con unos discos ventilados delante y macizos detrás e incluyen sistemas de frenada de emergencia, ABS y EBD.

Al pisar el acelerador, el Nissan Juke que hemos probado pasa de 0 km/h a 100 km/h en tan solo 11,2 segundos, una cifra muy respetable para el tipo de coche que es, y presenta un par máximo de 240 Nm. Es realmente complicado que este coche se cale ya que ejerce una fuerza muy buena en el eje de la transmisión y recupera fácilmente la velocidad. Este motor en concreto que hemos probado es el que más éxitos y mejor acogida ha cosechado entre los compradores que han decidido invertir su dinero en el Juke. Y es que si ya el diésel no resulta apropiado para una conducción cómoda y relajada, pensad lo que pasaría con el motor de gasolina. Aún encima, las cifras son casi mejores en la versión diésel, ofreciendo un tiempo de 7,3 segundos en la recuperación de 60 a 100 km/h y 13,4 segundos en la recuperación de 80 a 120 km/h, ambos inferiores a las que nos puede aportar su hermano gasolinizado. Ahora bien, optar por esta versión supone rechazar la versión con tracción integral y por tanto renunciar a un plus de seguridad y también a una ayuda para terrenos complicados, aunque esto es menos importante teniendo en cuenta que el Juke no esta diseñado específicamente para terrenos difíciles. Y es que la motricidad a las cuatro ruedas no solo sirve para superar trialeras y arenales, sino también para incrementar la seguridad circulando por terrenos deslizantes con nieve o lluvia. Otro de los grandes sacrificios que supone optar por la motorización diésel es el económico, ya que equipando el coche con un paquete completo el precio asciende bastante con respecto a la versión de gasolina, y ello es importante teniendo en cuenta que estamos pagando más de 20 mil euros por un coche de poco más de 4 metros de largo y la propia marca nos ofrece alternativas como el Nissan Qashqai 1.5 dCi que por un precio similar ofrecen una habitabilidad y un maletero notablemente mayor.

VALORACIÓN FINAL Y OPINIÓN PERSONAL:

-Sinceramente, me ha convencido bastante mi experiencia con el Nissan Juke. Eso sí, si ya es importante analizar en cualquier coche si es el modelo que se adapta a nosotros, todavía lo es más es el Nissan Juke, ya que la radicalidad de su diseño hace que si nuestras necesidades no se amoldan a los ofrecimientos de este coche no nos sintamos cómodos con él y lleguemos a formar opiniones negativas. Por ello si sabemos que el Nissan Juke es lo que queremos, adelante. Pero antes habrá que recapacitar seriamente sobre el uso que vamos a dar a nuestro futuro coche.

Habrá que ver en que lugar queda con respecto a los demás crossover compactos que analicemos próximamente, entre los que se encuentran el Volskwagen Tiguan o el Audi Q3. No obstante, no hay que olvidar lo que ofrece cada uno en relación al dinero que tendremos que pagar, así pues hay que ser críticos pero también razonables a la hora de comparar. Además de las características que busquemos en un coche, su precio también es un extra muy a tener en cuenta. Por ello, el Nissan Juke me parece un coche muy respetable dentro de su categoría. Muy radical, eso sí, pero también perfectamente adaptado y enfocado al ambiente para el que fue diseñado. Un crossover compacto, económico (la versión del análisis 20.650 €) y funcional. Calidad en su justa medida y todo lo necesario para no defraudar a quien crea que este Nissan puede ser la solución a sus necesidades de automoción. Mi nota final para este coche, evaluándolo dentro de su campo, es un 7/10.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Trac permalink
    23 de abril de 2015 13:34

    Si, seria una buena opción Faithman!

  2. 19 de junio de 2013 15:16

    Hey! genial esto es lo que necesitaba saber del coche!!
    Podríais comentar un poco a que necesidades se adaptaría perfectamente este vehículo? Osea, mas o menos en condiciones saldría bastante económico tener este coche?

    Gracias por todo

  3. 4FAITHMAN permalink
    19 de junio de 2013 15:12

    Vivo en pueblo lejano de la ciudad y cercano a la montaña, acostumbro a hacer desplazamientos de 45min a 1hora aproximadamente para bajar a la ciudad. Normalmente en mi pueblo nieva y hace muy mal tiempo, me gustaría comprarme este vehículo creeis que sería una buena opción? En cuanto a consumo me saldría bien?

Trackbacks

  1. Nissan Juke Nismo (prueba y análisis + vídeo) | cuentavueltas.com™ - COMPARTIMOS TU PASIÓN

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s